Querido 2016…

Querido 2016: Aún no sé con precisión la forma en la que me tengo que despedir de ti. Pero, quiero decirte que me hiciste entender tantas cosas desde el dolor profundo hasta la alegría más grande; son los sentimientos que puedo describir a mis veinte años.

Me duele un poco saber que te irás sabiendo que me enseñaste mucho; tú me hiciste entenderme a mí y entender a los demás… aceptar mis defectos para poder aceptar a alguien más, abrazar mis errores, mis imperfecciones… así como también, perdonarme y perdonar a otros. Aprender a escuchar el silencio para entender la realidad.

Un año en el que me atreví a demasiadas cosas… irme a un mundo que siempre soñé y que no sabía que lo anhelaba. Sin embargo, ya no quiero despegarme de ahí. A veces esperamos demasiado de la vida y de pronto llega un universo extraordinario tan desconocido que nunca imaginamos tener; pero se convierte en lo mejor de la existencia.

Gracias por enseñarme que siempre va a triunfar la alegría, la paz y el afecto de este mundo… Tal vez una bala hace más ruido que una caricia; es lo que nos hace pensar que el mal sobresale. Un año que me ha llevado al camino del amor por mí y por aquellos que me rodean. Me siento muy agradecida con todo lo vivido.

Gracias por enseñarme a crecer como persona, a entrar en la profundidad de la vida para después conocer la alegría y saber de un mundo desconocido que siempre soñé y conocí por coincidencia.

2016, me hiciste conocer la magia de muchas maneras… Creer en los cuentos de hadas porque realmente existen cuando aprendes a no despegarte de tus sueños. No sé como explicarte que me hiciste vivir y volar de la mejor forma…

Gracias por cada enfermedad, tristeza, enojo… todas aquellas cosas que parecían insuperables, por aquellas cosas que pedía a cada segundo que pasará ese dolor para volver a ser la chica risueña de siempre y lograr contagiar al mundo con el sonido de mi risa.

Gracias por haber sido lo que fuiste, haberme ayudado a ser lo que soy después de tantos momentos y todo lo que logré aprender de ti. Gracias por haberme ayudado a ser una mejor persona en diversos sentidos.

Finalmente, les puedo decir que siempre encontrarán una luz en la oscuridad del camino, que siempre va a prevalecer el amor, que nunca se rindan ante nada… Por favor no dejen de creer en sus deseos porque siempre van a ser posibles por más lejanos que los vean.

“Lo bonito de la vida es hacerla suceder.”

¡Mil gracias por leerme y formar parte de mi 2016!

Ana Castillo. 

Fotografía tomada en evento organizado por Rojo Pistache.

Anuncios

Querido futuro amor…

¿Por qué dejar de ser lo que eres por una persona? No digo que no cambiaría cosas de mí por alguien que vale la pena, que vale la alegría y que vale todo en mi vida… Sin embargo, no me gustaría que la persona que me agrade como mi compañero cambie algo de él.

Sé que estaría dispuesta a mucho… A intentar ser una mejor persona, a intentar no rendirme, a intentar que nuestro amor no se convierta en rutina para que no termine nunca, a intentar alegrarte tus días por completo.

Sé que nunca he sido la mejor persona, sé que tengo tantos errores, sé que en ocasiones puedo llegar a ser sensible, que en ocasiones puedo ser distante…

Pero, te juro que lo voy a intentar si me llegas a querer tanto como yo a ti, te juro que cambiaré mi mal humor por una sonrisa, dejaré a un lado mi temor a ser lastimada y me arriesgaré a estar contigo para ser felices.

Pero, yo no quiero que cambies, yo quiero que todos los días te muestres tal y como eres… Quiero tener la oportunidad de descubrir tu amor en cada instante que el universo nos regale. Quiero amar tus imperfecciones, quiero abrazar tus defectos… Pero, también quiero que te quedes después de descubrir lo míos, aún cuando sepas que no soy “la chica perfecta”…

¿A quién le interesa la perfección? Cuando existe lo real, y tú lo eres; sé que es eso lo que te hace especial y diferente. Lo que me hace verte en cada pensamiento, en cada sueño y sentirte en cada uno de mis latidos.

-Ana Castillo. 

Cambia tu actitud y tu vida cambiará.

Hace tiempo comencé a reflexionar que muchas de las veces no apreciamos lo que tenemos o vemos todo de forma negativa siendo que el universo nos sorprende todos los días con nuevas coincidencias, momentos, etc., pienso que es un gran regalo poder despertar cada mañana.

Sin embargo, nos complicamos continuamente con elementos tan simples al imaginar que no tienen solución y realmente todo se encuentra en la forma que reaccionemos a lo que nos ocurre. Al momento de cambiar la manera de pensar empiezan a cambiar cosas más grandes.

Es lamentable ver a tanta gente pensando negativamente, hiriendo a otros, guerras, discriminación, entre otras cosas que sólo afectan a cada uno de nosotros individualmente y como sociedad… “El día que entendamos que todos somos la misma y única realidad, desaparecerán nuestros conflictos.”

Me doy cuenta que empezamos a cambiar nuestra actitud con el mundo al pasar por situaciones difíciles… Deberíamos analizar si estamos viviendo de la manera que queremos. La vida es muy corta, lo ideal es dejar a un lado los rencores, las envidias y todo aquello que nos hace sentir infelices interiormente.

Al herir a alguien con prejuicios o acciones, también nos herimos a nosotros mismos… Lo mejor es empezar a ver lo bueno de la vida, de cada uno de nosotros, ver la belleza en todos los amaneceres y buscar nuestra felicidad en cada instante.

Empecemos a ver todo de manera autentica y las cosas comenzarán a mejorar en los aspectos de nuestra vida. A veces pensamos que todo se encuentra totalmente mal, pero te aseguro que tu existencia se encuentra muy bien. Eres alguien merecedor de toda la felicidad; todo se acomodará cuando veas las circunstancias buenas y dejes a un lado lo que te abruma.

“El que puede cambiar sus pensamientos puede cambiar su destino.” – Stephen Crane

¡Mil gracias por leerme!

-Ana Castillo.

Me gusta la gente que…

Me encanta la gente espontanea, la gente sencilla, las personas que luchan por sus sueños sobre todas las cosas, la gente que no le da miedo arriesgarse, la gente que no le da miedo decir que no.

Me gusta la gente que disfruta de las pequeñas cosas; los momentos que nos regala la vida y de esas personas que nos hacen sonreír…

Me gusta la gente que es capaz de disfrutar la vida… La gente que sueña, que vuela, que viaja y que es capaz de vivir sus propios sueños

Me gusta la gente que no se conforma y que siempre se encuentra buscando más, la gente que sonríe ante la adversidad… La gente que sabe disfrutar de cada instante, me encanta la gente que sabe ser feliz.

-Ana Castillo.

Miedo o resistencia al cambio.

¡Hola! ¡Espero que estén muy bien! Sé que había tardado mucho en escribir, pero había estado un poco ocupada..

Hace tiempo conversaba con alguien sobre el miedo al cambio… Considero que soy una persona con con muchos miedos y uno de ellos es ese. Sin embargo, también me gusta atreverme a muchas cosas, arriesgarme por todo aquello que amo hacer por más temor que tengo… Creo que son más las ganas de continuar en todo lo que me hace feliz que el miedo que pueda llegar a tener.

En muchas ocasiones he tenido ese miedo, pero atreverme me ha llevado a cosas inesperadas. Uno de los cambios que hice en esta semana fue transformar la imagen de mi blog… La verdad sentía que hacía falta hacer algo diferente en él, pero me resistía a ese cambio porque llevaba más de un año de la misma forma. Me arriesgué a modificar y me encantó la manera en la que quedó. Ahora estoy segura que quiero seguir innovando muchas cosas en él y en mi vida.

El mundo se encuentra en constantes cambios y creo que lo mejor que podemos hacer es adaptarnos a esos cambios. No hay nada que no nos ayude para convertirnos en mejores personas he ir creciendo interiormente.

Los cambios que hagamos en nuestra vida son los que nos llevarán a las cosas deseadas y al éxito que nos hará más grandes.

En el momento en el que decidimos cambiar y arriesgarnos a todo aquello que aún no hemos hecho o no hemos sido es cuando toda nuestra vida se empieza a transformar. Las grandes transformaciones inician con los pequeños actos de nuestra vida.

Nunca hay que temer a lo desconocido; eso es lo que nos lleva a descubrir más del mundo y de nosotros mismos. En cada paso que damos empiezan a ocurrir cosas extraordinarias, aunque en ocasiones no lo notemos… En eso consiste la magia de la vida.

Sé que lo he dicho muchas veces… Pero tengo la seguridad que aquellas personas que han tenido éxito es porque saben aprovechar las oportunidades en cada momento. Es muy importante dejar de ver lo malo en cada situación porque cualquier cosa por más mínima que parezca nos puede llevar a nuestros sueños.

Es ahora el momento de hacer esos cambios que han estado en nuestra mente y que por miedo no los hemos realizado, es momento de saber aprovechar cada oportunidad de nuestra vida y dejar de ver lo malo en ella.

“Las masas humanas más peligrosas son aquellas en cuyas venas ha sido inyectado el veneno del miedo… del miedo al cambio.” – Octavio Paz.

¡Gracias por leerme!

-Ana Castillo.

Resultado de imagen para miedo al cambio

 

El hombre que mereces.

“Sé que has encontrado en tu vida a muchos amigos, enemigos, conocidos, científicos y pacifistas. Pero, aún no has encontrado lo que tú más deseas: un hombre. Tú mereces a un hombre que no tema a la ternura, que se atreva a ser débil cuando necesite detenerse, que no piense que al amarte lo derrotas o que al amarlo se aniquila…

Mereces a un hombre que te proteja de los demás y de ti misma, que conociendo tus errores los acepte y te ayude a corregirlos. Mereces a un hombre que quiera y sepa reconocer tus valores espirituales y sobre ellos pueda construir todo un mundo. Que nunca te rebaje con su trato.

Mereces a un hombre que con cada amanecer te ofrezca una ilusión y que para él una flor entregada con un beso tenga más valor que una joya. Mereces a un hombre con él que puedas hablar, que jamás corte el punto de comunicación, al que puedas decirle lo que piensas sin temor a ser juzgada y que pueda ser capaz de contarte todo; incluso que no te ama.

Mereces a un hombre que tenga siempre los brazos abiertos para que tú te refugies en ellos cuando te sientas amenazada o insegura, que conozca tú fortaleza y debilidad; pero que jamás se aproveche de ello. Mereces a un hombre que tenga abiertos los ojos a la belleza, que sea dominado por el entusiasmo y ame intensamente la vida para que cada día sea un regalo inapreciable que hay que vivir plenamente… Aceptando el dolor y la alegría con igual serenidad.

Mereces a un hombre que sepa ser más fuerte que los obstáculos y para que en los contratiempos sean más retos que adversidades y que este tan seguro de su poder que no sienta la necesidad de demostrarlo a cada momento. Tú mereces a un hombre que no sea egoísta, que no pida lo que no se ha ganado. Pero, que siempre haga esfuerzos para tener lo mejor porque lo ha ganado.

Mereces a un hombre que se respete a sí mismo; porque así sabrá respetar a los demás, que no recurra jamás a la burla ni a la ofensa… Que más rebajan a quienes las hacen que a quienes las reciben. Mereces a un hombre que no tenga miedo de amar, ni que se envanezca porque es amado. Que goce cada minuto como si fuera el último, que no viva esperando el mañana porque tal vez nunca llegue.

Porque estoy seguro que cuando lo encuentres lo amarás intensamente… Mientras tanto no desistas, no dejes de ser tú, no dejes de ser esa luz en la vida de los demás. Porque sé desde el fondo de mi corazón que algún día encontrarás a ese hombre que ilumine tu vida, tus pasos, tus metas, tus objetivos, tus días y tus noches. Sé que algún día lo encontrarás.”

Segio Melchor – Un viaje a la vida (2014).

Amor.

Te quiero decir que soy demasiado soñadora, que creo que en el amor… Pero, en el amor verdadero, el sincero, el que te hace suspirar, te hace borrar todo el mal que hay en tus pensamientos, el que te hace olvidar los prejuicios que enferman, el que te recuerda que eres una maravilla de persona… Definitivamente creo en todo eso, aunque ese amor aún no ha estado cerca de mí.

Cuando quieres a alguien no hay manera de pensarlo… Porque tienes la seguridad de querer a esa persona. Alguna vez escuché ésta frase: “Cuando te paras a pensar si lo quieres es porque ya has dejado de quererlo.” Es verdad, a veces nos quedamos analizando que hacer o sí de verdad existe ese sentimiento. Pero, te aseguro que cuando le tienes ese amor a una persona no dudas de eso, ni si quiera te imaginas lejos de esos momentos que te atrapan y te hacen sentir en libertad; simplemente porque el mundo que han construido es el que te hace plenamente feliz.

Cuando logres querer a alguien verdaderamente, nadie te sacará esa idea de la cabeza ni del corazón. No esperes que el amor llegue en este preciso instante, tampoco mendigues amor ni amistad… Simplemente deja que las cosas ocurran conforme al tiempo, porque la vida te regala las mejores sorpresas en el instante que estás desprevenido viviendo de la mejor manera.

Sé que llegará la persona que te adore inmensamente y de la forma más bonita, llegará ese amor que sueñas durante las noches, llegará quien te haga completamente feliz, vas a conocer al amor verdadero que durará por lo menos una eternidad, llegará la persona que te hará sentir bien, quien te acompañe en tus momentos buenos y malos… Esa persona no será perfecta, pero lo será para ti. Tú realidad más bonita llegará cuando menos lo esperes.

-Ana Castillo.

Resultado de imagen para amor